Métodos y formas de cobro

18 mayo 2010 at 14:00 pm

Métodos de cobro

Muchos me han preguntado en estos días sobre el método que utilizo para cobrarle a un cliente. Lo cierto es que ese es el mayor dilema que tenemos los que trabajamos de forma independiente ¿Cuánto debería cobrar por lo que he hecho? ¿Estoy cobrando demasiado o es poco lo que pido? ¿Será justo el precio que estoy dando? ¿Existe alguna forma objetiva y justa de medir lo que debo de cobrar? Son muchas interrogantes, las respuestas no son del todo agradables para muchos e incluso podrían rayar en lo subjetivo.

Factores a considerar antes de pensar siquiera en cobrar

Antes de aventurarte a dar un número que puede pesarte mucho o convertirte en un verdadero granuja que está cobrando de más, existe una serie de factores que debes considerar para ti mismo y que influirán en el valor real que vas a plasmar en ese papel llamado presupuesto.

  1. Autoestima. Sabemos lo que valemos, cada uno de nosotros conoce muy bien la calidad de su propio trabajo y nuestras propias limitantes, o como leí por ahí “no somos Da Vinci, pero tampoco un niño de 6 años”
  2. Ética. La honestidad y puntualidad son un plus que aumentará tu cotización en el mercado, un cliente sabrá que vale la pena lo que ha pagado cuando nunca lo engañas y siempre cumples con lo prometido.
  3. Servicio. Siempre brinda lo mejor de ti tanto en lo técnico como en lo humano, son contados los freelancer “divos” que realmente consiguen buenos trabajos y clientes que les aguanten sus desplantes, el resto siempre busca a alguien que le ofrezca un servicio de buena calidad
  4. Puntualidad. Nunca faltes a tus citas y en casos muy extremos reprograma o avisa con tiempo. Cuando llego tarde siempre he sentido que le estoy robando tiempo a mi cliente.
  5. Justicia. No trabajemos por favor, ni con el sentimiento de culpa, cuando se ha dado un precio y se ha entregado el trabajo a tiempo, no hay porque hacer “rebajitas” de arrepentimiento o “descuentitos” para quedar bien, pues fomentan en el cliente la idea de que realmente vales menos que una oferta de tapioca al 3 x 1 en el supermercado.

¿Cuántas formas de cobrar existen?

Realmente existen diversas formas de cobro, en todas ellas hay cosas buenas y cosas malas, las más comunes son:

  1. Por hora. Consiste en cobrar una cantidad pactada o establecida por cada hora trabajada.
  2. Por destajo. Consiste en cobrar una cantidad pactada o establecida por un determinado número de unidades producidas, buscando la rapidez , ideal para producir en masa
  3. Por producto. Consiste en cobrar una cantidad pactada o establecida por una sola unidad de producto terminado
  4. Por entrega. Consiste en cobrar una cantidad pactada o establecida por cada entrega o plazo debidamente cumplido durante el tiempo de desarrollo de un proyecto.
  5. Por proyecto. La forma de cobro más grande y quizá compleja, es la suma total de los costos de producción, operación, mano de obra y gastos diversos proyectados más otros factores a un determinado tiempo

Una primera alternativa

Métodos y forma de cobro de un proyecto

Por supuesto, ser un freelance implica enfrentarse al dilema del cobro en cada trabajo que hacemos, somos seres humanos y aunque la culpa y la vergüenza nos embarguen a la hora de soltar números, si debemos tener en claro algo ¿Cuánto queremos cobrar? La forma más objetiva posible de contestar a esta pregunta sería respondiendo otra pregunta ¿cuánto vale una sola hora de nuestro trabajo? La respuesta a esta segunda pregunta no debe de ser menor al salario mínimo base establecido en cada uno de nuestros países.

La razón de esto es que por lo general tiende a ser el pago más pequeño que se le pueda dar a una persona de manera oficial, así que si te asalta la vergüenza y no quieres cobrar mucho, al menos te aseguras de no cobrar más abajo de la medida oficial. Teniendo esto como base mínima, uno puede fijar un costo por hora en base a sus mismas capacidades haciéndose unas cuantas preguntas más ¿Considero que la calidad de mi trabajo es buena? ¿Soy eficiente en lo que hago?  ¿Cumplo con mis entregas? Esta por demás decir que la fijación de este valor es realmente subjetiva pero también es una manera más real de medir lo que queremos ganar. Para ser más exactos, vamos a considerar  los primeros cuatro factores de antes y aplicar una escala simple de valores a cada uno.

Autoestima

Soy pésimo 0
Soy malo para esto 1
No soy tan malo 2
Soy bueno 3
Soy bastante bueno 4
Soy muy bueno 5
Soy Excelente 6

Ética

No tengo ética 0
A veces fallo 1
Soy ético 2

Servicio

Soy pésimo 0
Soy malo para esto 1
No soy tan malo 2
Soy bueno 3
Soy bastante bueno 4
Soy muy bueno 5
Soy Excelente 6

Puntualidad

Soy impuntual 0
A veces fallo 1
Soy puntual 2

La fórmula sería:

Costo por hora = base x Autoestima x Ética x Servicio x Puntualidad

Suponiendo que el salario mínimo base fuera de 4.36 USD (conviértalo a su moneda correspondiente)  Si fueras una persona que se considera no tan malo en lo que hace, con muy buena ética, considerando que proporcionas un buen servicio y eres puntual, entonces:

Costo por hora = 4.36 x  2 x 2 x 3 x 2 = 104.64USD

Sin embargo, siendo realistas, no cualquier cliente nos pagaría tanto dinero por una hora de trabajo, así que considerando los aspectos que realmente le importan al cliente, es decir, nuestra calidad (medida por nosotros como la autoestima) y el servicio, entonces la ecuación queda de esta manera

Costo por hora = base x Autoestima x Servicio

La cuál tomando los valores del ejemplo, nos daría

Costo por hora = 4.36 x 2 x 3 = 26.16USD

Un precio bastante razonable por una hora de trabajo tuya. Entonces simplemente tendrías que multiplicar el costo por hora por la cantidad de horas dedicadas al proyecto.

Costo del proyecto = Costo por hora x Horas trabajadas

Suponiendo que tuviera que realizar un proyecto de 5 horas, entonces:

Costo del proyecto = 26.16 x 5 = 130.80USD

De nuevo, repito, estas cantidades pueden ser muy variantes según la moneda y el país donde nos encontremos.

Métodos y formas de cobro de un proyecto

Una segunda alternativa

Toda vez que hemos estimado el costo por hora, podemos plantearnos la necesidad de utilizar algunos otros factores como el tamaño del cliente y el nivel de importancia o impacto que tendrá el proyecto desarrollado para el cliente, entonces para nuestra ecuación, utilicemos nuevamente una simple escala de valores.

Tamaño del cliente

Muy Pequeño 1
Pequeño 2
Mediano 3
Grande 4
Muy Grande 5

Importancia del Proyecto

Escasa 1
Poca 2
Normal 3
Necesaria 4
Vital 5

Costo del Proyecto = (Costo por Hora x horas trabajadas) x Tamaño del cliente x Importancia

Supongamos entonces que una tienda de abarrotes solicita el desarrollo de un típico punto de venta y el desarrollo de una aplicación tan sencilla como esa, nos toma solo 5 horas en total, por supuesto estamos hablando de un cliente muy pequeño y de algo necesario para la operación del establecimiento, entonces:

Costo del Proyecto = (4.36 x 5) x 1 x 4 = 87.2USD

Justo y suficiente para que el cliente no se queje del costo total. Por supuesto, este es solo un método propuesto, ni siquiera voy a hablar aquí de teoría de costos y presupuestos (no soy contador ni nada parecido) incluso algunas de las cosas de las que hablo podrían parecerle aberrantes a los puristas de los números pero, no deja de ser un opción bastante viable para aquellos que sufren cuando tienen que darle un valor a su trabajo de todos los días en cantidades monetarias.